¿Quiénes necesitan psicoterapia?

Cualquier persona que atraviese por una situación difícil en su día a día y desee impulsar su vida en una nueva dirección, que le provea mejores resultados.

¿Qué es un tratamiento psicológico o una psicoterapia?

La psicoterapia, es un proceso de ayuda en el que un individuo, una pareja o una familia deciden trabajar con un psicoterapeuta (psicólogo) para confrontar sus dificultades y mejorar su manera de vivir, sentir y actuar.
La psicoterapia ayuda a cambiar pensamientos, conductas y sentimientos con el objetivo de reducir el malestar innecesario o de aumentar el bienestar y la calidad de vida de los pacientes.

¿El buscar ayuda significa que soy débil o que estoy ”loco/a”? ¿No debería de poder salir adelante por mí mismo/a?

Lograr un cambio en la vida no es fácil, en ocasiones estos cambios pueden lograrse con o sin la ayuda de un psicoterapeuta; sin embargo, esto no es lo importante. Muchas personas no acudirían a terapia más bien porque no están dispuestos a realizar un cambio en sus vidas, aunque incluso lo necesiten realmente.

Acudir a terapia tiene que ver, no con ser débil o fuerte, sino con la posibilidad de realmente hacer algo con respecto a la situación difícil que se está viviendo: existen muchas cosas que se pueden hacer para esforzarse por tener un mejor modo de vida, la terapia psicológica es una de ellas.

Lo que no está bien, lo que es signo de debilidad, es no estar dispuesto a solicitar ayuda a pesar de sentirse impotente y sin posibilidad de cambiar la situación de vida actual.


         ¿Cuándo acudir a un psicólogo?

En cierto sentido, cualquier persona puede beneficiarse de los servicios psicológicos que incrementan y mantienen el bienestar general, promueven la libertad para tomar decisiones y la fuerza para existir. Hay casos sin embargo en que es necesario o muy aconsejable buscar ayuda psicológica.

Es recomendable acudir a terapia psicológica, cuando existe un problema que supera las fuerzas que tienes en determinado momento para solucionarlo, que te impide experimentar bienestar y que por lo tanto, te ocasiona malestar y sufrimiento. Un problema existe cuando hay una discrepancia entre lo que haces y lo que quisieras estar haciendo, o entre los resultados que obtienes (conductual y emocionalmente) y los resultados que quisieras tener. Es por esta razón, que las personas pueden necesitar ayuda psicológica.

Los motivos para acudir a un psicólogo son variados, pueden ser una dificultad personal, como la ansiedad o malestar, una situación dolorosa, como una enfermedad, duelo, trauma o separación, dificultades relacionales, como problemas de pareja, con la familia, amigos o en el trabajo, dificultades, agobios y cambios repentinos que acarrea la crisis económica, o bien un deseo de cambio o de trabajo en sí mismo.



        ¿A quienes se dirigen mis servicios?

Todos los servicios que ofrezco se dirigen al público en general. No sólo a adultos, también a niños, adolescentes, parejas y familias.



       ¿Cómo es el desarrollo de una sesión de terapia?

Gran parte del trabajo en las sesiones, utilizando la terapia cognitivo conductual, consiste en ayudar a las personas a resolver sus problemas de la vida real y enseñarles a modificar su pensamiento inadecuado, conducta disfuncional y emociones perturbadoras.

La relación con el terapeuta, es clave en esta terapia. El terapeuta forma un equipo con su paciente. Toman decisiones mutuas acerca de cuanto tiempo será la sesión, qué problemas serán discutidos, y las tareas asignadas al cliente. El psicólogo involucra al paciente en un proceso de experimentación para investigar la validez de los pensamientos y creencias del paciente.

La Terapia cognitivo conductual es educativa, y los pacientes aprenden habilidades de pensamiento, de conducta y emocionales de modo que, en esencia, puedan convertirse en sus propios terapeutas. Esto le permite ser una terapia de tiempo limitado; por ejemplo, en casos de orientación laboral, pedagógica, algún problema puntual, etc…se suele utilizar 3 ó 4 sesiones. En casos de ansiedad o depresión unipolar el proceso puede durar alrededor de 15 a 20 sesiones.


        ¿Para quién es adecuada la terapia cognitivo-conductual?

La TCC es apropiada para personas que buscan una intervención más estructurada y dirigida, que esperan una guía explícita por parte del terapeuta.

Una persona que está deprimida, puede tener la creencia “No valgo nada”, y una persona con ataques de pánico puede tener la creencia, “Estoy en peligro”. Cuando la persona está sufriendo, efectivamente cree que éstas son verdades últimas; con la ayuda del terapeuta, la persona es motivada a evaluar y desafiar estas creencias irracionales. Parte de este proceso, implica el ver a estas creencias negativas como “hipótesis” en lugar de “hechos” y el poner a prueba estas creencias a través de “experimentos hechos a la medida”.


        ¿Cómo elegir a mi psicólogo?

Una vez que se comprueba la certificación y la competencia del psicólogo particular, la mejor manera de elegir a un psicólogo es acudiendo a una primera consulta y evaluar si uno se siente cómodo y en confianza con el terapeuta. Este encuentro puede evaluarse en primer lugar a partir del sentimiento de encontrarse frente a alguien que comprende el sufrimiento que uno experimenta, y que sabrá ayudar a eliminarlo.

        ¿Con qué frecuencia tengo que acudir a las sesiones?

El ritmo de las consultas, depende de las dificultades del motivo de su consulta. Sin embargo, lo recomendado en la mayoría de los casos, es iniciar con sesiones de 50 minutos 1 vez por semana. Posteriormente, las sesiones pueden ser espaciadas cada 15 días o más, dependiendo de los avances e indicaciones del psicólogo.

        ¿Cómo puedo sacarle el mayor provecho a la psicoterapia?

El principal motor en un proceso de terapia, es el deseo e interés de cambiar algunas cosas en la vida. Si este deseo no existe, en forma de inquietud, interés, etc., el trabajo puede verse muy limitado. Existe una especie de resistencia inconsciente que es lo que hace que el cambio no sea tan fácil de lograr. El reto de una terapia, es buscar formas nuevas para disolver estos bloqueos que impiden el cambio y mejorar.


        ¿Cuál es la duración de un proceso de terapia?

El tiempo estimado de un proceso de terapia, varía en función de la complejidad del motivo de la consulta y del tipo de tratamiento utilizado. Por ejemplo, en casos de orientación laboral, pedagógica, algún problema puntual, etc…se suele utilizar 3 ó 4 sesiones. En casos de ansiedad o depresión unipolar el proceso puede durar alrededor de 15 a 20 sesiones.

       ¿Se me hará un diagnóstico? ¿Qué es un diagnóstico?

Puede realizarse un diagnóstico cuando un desorden psicológico afecta la vida diaria.. Un diagnóstico, es algo así como una constelación de signos y síntomas que sin duda es importante tener como referente a la hora realizar el tratamiento.

Todas las personas son únicas y presentan casos de problemas a su vez singulares, y esto es importante no perderlo de vista. Por otra parte, en ocasiones el diagnóstico es de utilidad principalmente para guiar el proceso psicoterapéutico, y no agrega ningún beneficio que el paciente se aprenda nombres técnicos de experiencias conflictivas que vive; en otras palabras, un paciente puede curarse de un trastorno de personalidad limítrofe, por ejemplo, sin que supiera el nombre del conjunto de dificultades psicológicas y de comportamiento que padecía.

       ¿El diagnóstico indica al terapeuta dónde están los problemas?

El diagnóstico, es una de las claves de un tratamiento psicológico, sin embargo no es todo lo que hay que tener en cuenta.